Para que la mascarilla sea efectiva se debe usar correctamente según se indica a continuación. El uso y la retirada de las mascarillas higiénicas para niños debe ser supervisada por un adulto.

Colocación de la mascarilla.

Se recomienda respetar los siguientes pasos:

  • Lavarse las manos con agua y jabón o frotarlas con una solución hidroalcohólica antes de manipular la mascarilla.
  • Identificar la parte superior de la mascarilla.
  • Posicionar la mascarilla en la cara, a la altura de la nariz. Si se dispone de pinza nasal, ajustarla a la nariz.
  • Sostener la mascarilla desde el exterior y sujetar el arnés de cabeza detrás de la misma o a ambos lados de las orejas, sin cruzarlos.
  • Bajar la parte inferior de la mascarilla a la barbilla.
  • Pellizcar la pinza nasal con ambas manos para ajustarla a la nariz.
  • Verificar que la mascarilla está colocada correctamente. Para esto es necesario verificar el sellado y la ausencia de las molestias respiratorias.
  • Una vez ajustada, no tocar la mascarilla con las manos. Si el usuario necesita tocar la mascarilla, debe previamente lavarse las manos con agua y jabón o frotárselas con una solución hidroalcohólica.

Retirada de la mascarilla.

Para evitar la contaminación al retirar una mascarilla, se deben seguir los siguientes pasos:

  • Quitarse los guantes de protección.
  • Lavarse las manos con agua y jabón o frotarlas con una solución hidroalcohólica.
  • Retirar la mascarilla sin tocar la parte frontal de la mascarilla.
  • Si se va a reutilizar la mascarilla véase el apartado “Lavado y secado de la mascarilla”, y si se va a desechar definitivamente véase el apartado “Eliminación de la mascarilla”.
  • Lavarse las manos con agua y jabón o frotarlas con una solución hidroalcohólica.